Nuestra historia

Nuestra misión es agregar vitalidad a la vida. Mostrar con qué claridad el negocio entiende a los consumidores del Siglo XXI y su vida. Pero el espíritu de esta misión forma un hilo conductor que atraviesa toda la historia de Unilever, remontándose hasta fines del Siglo XIX.

Sunlight soapInnovando desde sus inicios

A fines de la década de 1890, William Hesketh Lever, fundador de Lever Hnos, escribió sus ideas para el Jabón Sunlight -su nuevo producto revolucionario que ayudó a promover la limpieza y la higiene en la Inglaterra de la época victoriana-. Estaba destinado a " hacer de la limpieza algo común; reducir el trabajo de las mujeres; fomentar la salud y ayudar a lograr la belleza personal, para que la vida fuera más agradable y gratificante para las personas que utilicen nuestros productos." 

Esto ocurrió mucho antes de que se inventara la expresión 'Misión Corporativa', pero las mismas ideas siguieron siendo el eje de nuestro negocio. Aunque el lenguaje -y la idea de que sólo las mujeres se ocupen de las tareas domésticas- resulten desactualizadas. 

En esta historia, que ya atraviesa tres siglos, el éxito de Unilever se vio afectado por los principales acontecimientos contemporáneos -auge económico, depresión, guerras mundiales, cambios en los estilos de vida de los consumidores y avances en la tecnología-. Y durante todos estos hechos creamos productos que ayudan a la gente a sacarle más provecho a la vida, reduciendo el tiempo que pasan realizando las tareas domésticas, mejorando la nutrición, permitiendo a la gente a disfrutar de la comida y cuidar de su hogar, su ropa y su persona.

El equilibrio entre las ganancias y la conducta corporativa responsable.

A fines del Siglo XIX las empresas que más adelante conformarían Unilever eran de las más filantrópicas de su época. Establecieron proyectos para mejorar la situación de sus trabajadores y crearon productos con un impacto social positivo, convirtiendo la higiene y el cuidado personal en algo común y mejorando la nutrición al agregar vitaminas a alimentos que ya eran de consumo diario. 

Hoy en día, seguimos creyendo que el éxito significa actuar con 'los más altos niveles de conducta corporativa hacia nuestros empleados, los consumidores y las sociedades y el mundo en los que vivimos'. A través de los años lanzamos o participamos en una creciente gama de iniciativas destinadas a obtener suministros sustentables de materias primas, a proteger el medio ambiente, a apoyar comunidades locales y mucho más. 

A través de la siguiente línea del tiempo vas a ver cómo nuestra cartera de marcas fue evolucionando. Hoy, a comienzos del Siglo XXI, nuestra estrategia del Camino al Crecimiento hace que nos centremos en marcas globales de alto potencial y nuestra misión de Vitalidad nos está llevando a una nueva fase en nuestro desarrollo. Más que nada, nuestras marcas ayudan a la gente a "sentirse bien, lucir bien y sacarle más provecho a la vida", un sentimiento muy preciado por Lord Leverhulme hace más de cien años.

Línea de tiempo

Siglo XIX

Si bien Unilever no se creó hasta 1930, las compañías que se unieron para crear el negocio que conocemos hoy ya estaban bien establecidas mucho antes del comienzo del Siglo XIX.

Década de 1900

Las compañías fundadoras de Unilever fabricaban productos a base de aceites y grasas, principalmente jabón y margarina. A comienzos del Siglo XX, su expansión casi supera el suministro de materias primas.

Década de 1910

Las duras condiciones económicas y la Primera Guerra Mundial hacen que el comercio sea difícil para todo el mundo, por lo que muchas empresas formaron asociaciones comerciales para proteger sus intereses compartidos.

Década de 1920

Con negocios que se expandían rápidamente, las empresas iniciaron negociaciones destinadas a impedir que otros produjeran el mismo tipo de productos. Sin embargo, acuerdan fusionarse y de esa manera se crea Unilever.

Década de 1930

La primera década de Unilever no resulta fácil: comienza con la Gran Depresión y termina con la Segunda Guerra Mundial. Pero si bien el negocio racionaliza las operaciones, también continúa diversificándose.

Década de 1940

Las operaciones de Unilever en todo el mundo comienzan a fragmentarse, pero el negocio sigue expandiéndose dentro del mercado de alimentos y aumentando sus inversiones en la investigación y el desarrollo.

Década de 1950

El negocio experimenta un auge cuando la nueva tecnología y la Comunidad Económica Europea llevan a mejores niveles de vida en Occidente, mientras que se abren nuevos mercados en las economías emergentes de todo el mundo.

Década de 1960

A medida que se expande la economía mundial, Unilever también lo hace y se pone a desarrollar nuevos productos, ingresando en nuevos mercados y organizando un programa de adquisiciones muy ambicioso.

Década de 1970

Las duras condiciones económicas y la alta inflación hacen que la década del '70 sea difícil para todo el mundo, pero la situación es especialmente difícil en el sector de Productos de Consumo de Rotación Rápida (Fast Moving Consumer Goods -FMCG) a medida que los grandes minoristas comienzan a mostrar su fuerza.

Década de 1980

Actualmente, Unilever es una de las compañías más grandes del mundo, pero toma la decisión de concentrar su cartera y racionalizar sus negocios para centrarse en los productos y marcas principales.

Década de 1990

El negocio se expande en Europa Central y Oriental y se concentra todavía más en menos categorías de productos, por lo que vende o retira las dos terceras partes de sus marcas.

El Siglo XXI

La década comienza con el lanzamiento del Camino al Crecimiento, un plan estratégico de cinco años, y en 2004 hace todavía más foco en las necesidades de los consumidores del Siglo XXI con su misión de Vitalidad.